Talleres prácticos de redacción comercial

Davivienda


Es inevitable, en las organizaciones hay que escribir: desde breves memorandos hasta documentos complejos, desde un aviso de señalización hasta los contenidos de las redes sociales. Escribir no es igual que hablar. La palabra escrita tiene sus propias características y atributos: tiene el poder de hacernos entender, de acortar distancias, de convencer, de persuadir, de motivar a la acción. Y la mejor manera de adquirir estas destrezas es, precisamente, escribiendo. Pero no disponemos de mucho tiempo para aprender… Por eso, los talleres son irremplazables.